0

Alfabeto Griego Maligno: Sigma

Publicado por Trablete a las 19:48 en ,
Debido a que en el instituto no dí casi nada de estadística, no utilicé esta letra hasta la universidad. En aquellos tiempos no sabía lo que era una desviación típica; sólo sabía que mi calculadora podía calcularla, y allí las veía, sobre las teclas 8 y 9, esa "O" con tupé, y sobre el 4 y el 5 en mayúscula. De la desviación típica decir que como concepto está muy bien, y que menos mal que la calculadora las calculaba.

Posteriormente, esta letra apareció en la asignatura de estructuras (Mecánica de los medios continuos y teoría de las estructuras, también conocida simplemente como "estructuras") para designar la tensión en el hormigón y el acero. Y ya está, no apareció ni por geometría, ni por física ni por la sopa. Al menos por la mía no

Siempre ha sido una letra fácil de dibujar, al menos en minúsculas. En mayúsculas era más fácil que quedara amorfa. Tal como me quedaban las versiones que estuve haciendo en papel de su versión maligna, así que me animé a hacer ésta a tableta digitalizadora, con las ventajas que ello tiene. Por ejemplo, ponerle nombre al archivo (SigMaligna.xcf) o dibujar por capas y decidir al final que queda mejor sin los contornos con los que empezaste el dibujo. Y el Ctrl+Z, que ya están tardando en ponerlo para la vida real. Bueno. Por ahora me contentaré con la goma.

Bueno, éste es el resultado. No me quedé muy satisfecho con el resultado, pero ésto es lo que salió:  



Me ha quedado con pinta de yonki de los ochenta, capaz de cualquier tontería por una tontería.

3

Biografía altimétrica

Publicado por Trablete a las 12:35 en ,
Me encontraba mirando fotos del pueblo colgadas en Google Maps, y me encuentro con una de una placa del Instituto Geográfico y Estadístico en la que se refleja la altura sobre el nivel medio del Mediterráneo en Alicante: 20,2 m. Inmediatamente pensé que vaya caca de altura, nunca he caído tan bajo XD

¿Nunca? Vamos a comprobarlo. Un par de vueltas al globo terráqueo en busca de la altura a la que se encuentran los sitios en los que he vivido lo desmienten:

  • Nací en un pueblo de Arucas (Gran Canaria). Mi casa quedaba a 120 metros sobre el nivel del mar (en adelante msnm).
  • Me mudé al sur de la isla, a Vecindario, pasando allí mi adolescencia, a 55 msnm.
  • Hice la carrera en La Laguna (Tenerife). Esto fueron dos alturas diferentes, 530 y 388 msnm, de cuando nos enviaron al exilio mientras reparaban nuestro Colegio Mayor.
  • Me quedé en Tenerife viviendo y trabajando, a 535 msnm.
  • Me bajé al Valle Tabares, a 340 msnm, mientras estuve en paro.
  • Y me mudé a Sevilla. Actualmente, vivo a 67 msnm.

Mi vida altimétrica, en un bonito gráfico:


De la altura del principio de la entrada, era la de la vía del tren, así que de tan bajo, nada. De estos datos podemos decir dos cosas:

  1. Mis momentos de mayor altura han pasado en Tenerife.
  2. La altura media a la que he pasado mi vida (media ponderada con el tiempo) ha sido de unos 250 msnm.

En general, se da muy poca importancia a la altura. Un ex de una amiga seguro que aún me recuerda, entre otras cosas, por un comentario que solté mientras comíamos en un chino: Tenía un trozo de ternera entre los palillos, y me pregunté que a qué altura del suelo habría permanecido dicho trozo de carne durante la vida del animal, que si habría estado a un metro del suelo, que si la vaca estaba mucho tiempo echada... 

0

Algunas versiones made in Tito Puente

Publicado por Trablete a las 17:25 en ,
Vayan escuchando:



Tito Puente, ese gran músico. Escuché algo más de él cuando mi compañero de cuarto en el Colegio Mayor me vino con un CD llamado 50 years of swing. Me encantó. Yo conocía de Tito Puente lo típico, pero en estos tres discos encontré temas bastante buenos, alejados de la típica salsa, y bastante de latin jazz y temas instrumentales. Con el latin jazz (y con el flamenco) me ocurre lo mismo: prefiero muchísimo las canciones instrumentales, como por ejemplo esta: Ti-Mon-Bo

Allí apareció una canción llamada El #100, que no es otra cosa que un tema del disco homónimo conmemorando sus 100 discos. Vaya hombre más prolífico.

De este disco me ha llamado la atención unas versiones que supongo estarán sonando ahora mismo en miles algunos hogares, alegrando el corazón allá por donde pase. Se trata de Don't you worry about a thing, de Stevie Wonder, Lullaby of Birdland, popularizada por Ella Fitzgerald, On Broadway, popularizada por George Benson y Shadow of your smile, la cual conocí aquí.

Recuerdo el día de la muerte de Tito Puente porque ese día recibimos la noticia de manos del dúo Gomaespuma, que venía a hacer el programa a la Universidad de La Laguna, y no podíamos perdérnoslo. Como datos curiosos (y aunque no vengan mucho a cuento con la entrada, lo voy a decir igual) mientras esperábamos a entrar, un ave rapaz se estrelló contra una puerta de vidrio del aulario, y terminó en primera fila del programa. Ah, y que la manera de prepararse el programa de Gomaespuma consistía en leerse el periódico antes de empezar el programa.

0

La vida cotidiana de Indiana Jones

Publicado por Trablete a las 22:27 en
The trip home, de Kenny Louie

Como dice Bastián en la Historia Interminable, no se presta atención en los relatos a los momentos de mayor apuro del personaje, como cuando tiene ganas de ir al baño, por ejemplo. Es el caso de la foto superior, cuando el Doctor Jones, a la vuelta de una de sus aventuras, vuelve a casa. La secuencia de acontecimientos podría ser cerrar la puerta, dejar las llaves en la mesita cerca de la entrada y, por ejemplo, darse cuenta de que se había dejado un resto de comida sobre la mesa, y ahora tiene la cocina llena de moscas. Una minúscula tragedia comparada con las que ha vivido en sus aventuras, claro, pero ahí está con su problema que ha de resolver. Estos asuntos son los que no salen en las pantallas.

Hace unos meses decidimos vernos las pelis de Indiana Jones y, a mí, esos títulos rimbombantes de tanta cantidad de aventuras me hizo jugar a algo que suelo hacer, y es cambiar parte de un elemento por sus antónimos, o por elementos opuestos. Suelo hacerlo con canciones, pero en este caso, lo hice con los títulos de la saga, cambiando lo que parecía una gran aventura por algo anodino, lo más cotidiano posible, en contraposición a esas búsquedas del arca perdida, templos malditos o últimas cruzadas. Y salieron lindezas como:
  • Indiana Jones y el agua fría del termo
  • Indiana Jones y el atasco en la autopista
  • Indiana Jones y la calefacción estropeada
  • Indiana Jones y la cortadora de césped
  • Indiana Jones y la comida quemada
  • Indiana Jones y el mechero sin gas
  • Indiana Jones y la cerveza caliente
  • Indiana Jones y la tostadora estropeada
  • Indiana Jones y la casa por barrer
  • Indiana Jones y la camisa manchada
  • Indiana Jones y la rueda de la bicicleta pinchada
  • Indiana Jones y el tornillo pasado de rosca
  • Indiana Jones y la pata de la mesa coja
Periódicamente van saliendo espontáneamente nuevos títulos, y de repente le suelto a mi mujer, sin venir a cuento Indiana Jones y la picadura de mosquito.

Actualización
Tres años después, me pasan esta imagen del grupo de facebook The Archaeological Anarchist:
En la publicación hay bastantes comentarios añadiendo más leña al fuego de la cotidianeidad de Indiana Jones. 

2

Ropa para vacas

Publicado por Trablete a las 17:44 en , ,
Que las vacas puedan pertenecer a la nobleza, ser de alta cuna establo me quedó claro hace unos años, cuando tuve la ocasión de cocinar unos filetes de ternera gallega ecológica que estaba buena hasta cruda. El razonamiento fue el siguiente: la carne estaba taaaan buena porque eran vacas muy bien cuidadas, con establos de madera de caoba, que recibían masajes, les leían a Schopenhauer y les ponían música clásica. Hace unos días descubro que no estaba tan alejado de la realidad.

Todo esto viene a que, tal y como pensé para las serpientes y para los árboles, las vacas (y bóvidos en general) podrían gustar de llevar algo puesto que no fuesen unos arreos, que queda como un poco sado.

Dado que no tengo una vaca a mi disposición para probarle modelitos, ni ropa adaptada a su talla, no aportaré fotos de mi cosecha, y dado que al ser un animal con simetría bilateral y cuatro extremidades, topológicamente equivalente a un humano, no se presenta una casuística muy diferente a lo que ocurre cuando se viste una persona. En resumen, que para ilustrar mis ideas al respecto, he utilizado mayoritariamente dibujos propios, recién hechos.

Al ser las vacas animales tan pesados, queda descartado todo tipo de zapato que no sea plano. Unas botas de suela gruesa estaría bien:


Por la misma razón, descarto de este estudio toda prenda destinada al realce de la feminidad, porque no se va a conseguir el objetivo de ninguna manera. La vaca es, junto a la foca, el paradigma del sobrepeso, e imágenes como vacas en bikini o vacas con medias de rejilla no cumplen su función, esto es, realzar a la vaca. No caeré en el error de unir elementos irreconciliables, como por ejemplo, el caso del abejorro gigante mascota.

La decisión de plasmar todo esto tiene como punto de partida la idea de que una vaca puede quedar elegante con un sombrero de copa, tal que así:


Una vez superado el problema de la tenencia de cuernos con sendos agujeros si se diese el caso, no habría problema. En caso contrario, habría que asegurar a la cabeza del animal el sombrero, para que no se le cayese.
Esa imagen correspondería con las vacas de alta alcurnia que describía al principio. Buscando un poco en la red, me doy cuenta de que no soy el único que ha pensado que una vaca con sombrero puede quedar hasta guapa. Al fotógrafo Jean-Baptiste Mondino se le encargó que la vaca Hermione (que así se llama la modelo) quedara monísima con una serie de sombreros:
http://en.lamilkfactory.com/gallery/previous-exhibitions/exposition/-2135ce1a4d/

A juego con el sombrero de copa, pensé en un traje de chaqueta, con camisa, corbata y chaqueta:


Y aquí termina la ropa adecuada para salir de cóctel. En general, la ropa suele ser de uso diario, y menos sofisticada. Por eso he pensado en algo tan prosaico como un pijama. Un patrón de tal prenda bien podía parecerse a esas alfombras de piel, solo que un poco más holgadas. También he pensado que las vacas, hartas ya de sus manchas, gustasen de diseños más geométricos:


Pero claro, el papel lo aguanta todo, y no pensamos en que esa prenda hay que colocársela al animal (estaría en la misma posición que las damas de la alta sociedad, que necesitan de ayuda de cámara que les pongan la ropa). Quienes sí lo han pensado son el personal de una serie inglesa, Cranford, ambientada en un pueblo imaginario de principios del siglo XIX, en la que aparece una vaca con pijama:
http://thegoatborrower.blogspot.com.es/2012/02/cranford.html
En ella se ve que han resuelto el problema de vestir a la vaca partiendo la prenda en dos por su cintura, uniéndola con botones. No queda mal.

Yo había pensado en una costura longitudinal para una prenda que no puede calificarse como mono de trabajo porque tiene botones (está prohibido), pero sí de chándal enterizo. Así estaría abrigadita:



Tanto hablar de vacas me ha hecho recordar la payada de la vaca, de Les Luthiers:


0

Alfabeto Griego Maligno: Rho

Publicado por Trablete a las 22:18 en ,
Hasta aquí he ido publicando letras del presente alfabeto tirando de archivo, dosificando el material que tenía. Hasta que me encontré con sigma, y no me terminaba de gustar el resultado que iba obteniendo, así que pensé que sería un buen momento para hacer uso de las nuevas tecnologías, como por ejemplo una tableta digitalizadora. Permanezcan atentos a sus pantallas. 

La impresión que me ha dado esta letra, una vez dibujada, es que es un componente de la mafia. Debe ser el bigotillo que lleva, y ese mirar hacia atrás como medio desconfiada. Ésta es otra de las letras que vieron la luz a la espera de un pedido de kebab. De hecho, se puede entrever las letras del envés. Señoras y señores, Rho:



Me encanta el trazo de esta letra, es muy fácil de hacer, tanto si empiezas por arriba como por abajo. Yo me la encontré allá cuando di el sistema de coordenadas polares, y no volvió hasta que di estadística en la carrera.

0

Acuarelas de Colonia

Publicado por Trablete a las 19:08 en
No, no he estado experimentando con acuarelas que huelan bien (ahí lo dejo, para quien quiera adentrarse en el mundo del odo-arte). Se trata de unas acuarelas que hice en su día para un amigo que quería ambientar una partida de rol en Colonia (Alemania).

La idea era hacer unos dibujos de varios edificios del casco antiguo de Colonia, principalmente iglesias. Buscando la manera, encontramos esta página http://www.romanische-kirchen-koeln.de/kirchen.html, que me ayudó con los primeros pasos. De hecho, las perspectivas son desde el punto de vista que aparecen en las miniaturas. El problema estaba en que eran muy pequeñas, haciendo honor a su nombre, y tuve que buscar más imágenes para completar los detalles.

Al final me animé, e hice acuarelas. Esta serie me sirvió para aprender a delinear contornos para que se notasen las formas. Quedaba mucho mejor: 


St. Pantaleon

St. Severin

St. Aposteln


St. Cäcilien


St. Georg

St. Maria im Kapitol


St. Maria Lyskirchen


St. Gereon


St. Andreas


Gross St. Martin


St. Ursula


St. Kunibert


Antiguo ayuntamiento

Éste último es la única edificación no religiosa de todas. Me hacía mucha gracia que en alemán se dijese altes rathaus. Todas iban montadas sobre un mapa de zonas coincidente con el casco antiguo de la ciudad, en plan visita turística del año 1111:


Y finalmente, se completaba con otro mapa que cubría un área mayor en el que se indicaban las ciudades más importantes, en el que se puede ver al Rin culebreando de camino al mar:



5

Panes de Andalucía

Publicado por Trablete a las 18:04 en ,
En mi infancia en Canarias, la variedad de pan se reducía a dos: pan y barra de pan. Posteriormente, con el auge de las cadenas de supermercados y las franquicias del pan, la oferta aumentó (chapata, panes de semillas, etc). Ese pan genérico correspondía al pan de mediano tamaño apto para hacer bocadillos, que cuando ibas a la tienda lo pedías como "pan" a secas.

Mi padre era de Sevilla y, en los viajes que hacíamos para ver a mis abuelos, vi que existía una variedad de panes que no había en Canarias. Eso quedó como anécdota de la infancia hasta que, al mudarme a Sevilla, me di cuenta de que no puedes ir a una tienda y decir el clásico "deme dos panes", ya que el tendero se te quedará mirando a la espera de que seas más específico con tu petición.

Excepto por lo que pude aprender en la infancia, como por ejemplo que a los panes los llamaban "Vienas", lo demás lo he aprendido en la panadería del pueblo donde, sincerándome con la señora que atendía, le pedí que me dijese los nombres de los panes que vendía. Tampoco es que tuviese que sincerarme mucho; mi acento dice mucho mi procedencia, aunque alguna gente me pregunta que si soy argentino. Se ve que por aquí no han escuchado a muchos argentinos...

Hablemos de pan: en casa no somos mucho de acompañar la comida con pan; solo para determinados platos: sopas, huevos fritos, poco más. Pero claro, con esto del invierno, las sopas se han multiplicado (no seré yo quien se queje), y en mis visitas a la panadería me gustaba traer de vez en cuando algún pan nuevo. Así que me propuse hacer un book de panes según iban viniendo para mostrar al mundo que por estos pagos saben de pan un rato. También viene motivado por la falta de información que me he encontrado. Hace unos meses, resuelto a terminar con mi ignorancia panístico-andaluza, me puse con una búsqueda. Yo me esperaba un resultado tipo infografía o pdf, con fotos, explicaciones, usos... pero lo que encontré no me convenció, así que traigo aquí una pequeña selección, que ya iré ampliando.

De cada pan hice dos fotos, desde arriba y así como de lado, para que se viesen bien las rugosidades de la parte superior. He puesto en cada foto desde arriba una raya negra que mide 10 cm, por aquello de que no se pierda la escala, ya que la altura varía. Si haces clic, se te llena de pan la pantalla.

Viena pequeña



Si este pan midiese 20 cm, en lugar de los 17 que mide, sería como el pan genérico que te dan en Canarias cuando pides pan. Es un poco pequeño para mi gusto. Su corteza es crujiente y su miga, blanda.

Viena



El pan más apto para hacer bocadillos que he visto por aquí. Es blando por fuera y por dentro y su corteza, fina y elástica. Tiene un tamaño razonable, unos 25 cm. He de confesar que, hasta hace poco, no había caído en la cuenta (gracias a mi mujer) de que su nombre proviene de la ciudad europea. En mi cabeza, la palabra comenzaba por B. En fin...

Viena grande



Lo más parecido a una barra que he visto. Es de supermercado. Al pagar, le pregunté a la cajera que cómo se llamaba el pan, y me dijo que viena grande. No sé si llaman así a las barras por asimilación con las vienas. A diferencia del anterior, éste tiene la corteza crujiente. Este ejemplar medía 38 cm.

Mollete



Es un pan pequeñito (unos 15 cm), algo menos blando que la viena, pero con la corteza algo más consistente.

Picado andaluz



Éste lo compré en el Lidl. Es un pan contundente, con una miga compacta, y una corteza gruesa y elástica. Es un pan grande, de 28 cm en este caso. Me gustó de él la cuadrícula que se le hace.

Bollo



Este pan me recuerda al pan blanco. Tiene una fina corteza quebradiza, que no crujiente, y una miga contundente, para alimentar a los dioses. Vale, me he pasado de lírico, pero es que este pan me encanta. No lo veo como para bocadillos, pero sí para todo lo demás. No es muy grande, unos 22 cm de maravilla.

Pan de kilo

De éste no pongo foto, porque no lo he comprado nunca. Lo recuerdo de la infancia, en los almuerzos en casa de los abuelos, en los que comíamos siete personas y sobraba pan para varios días. No puedo dar una medida aproximada de lo grande que es el pan, porque seguro que está magnificada por el tiempo. Me llamaba mucho la atención que no se pusiera duro con los días, básicamente porque de por sí no era un pan muy blando que digamos. En el siguiente enlace hay una receta para elaborarlo con ingredientes de supermercado: http://cocineroandaluz.blogspot.com.es/2012/01/0294-pan-de-kilo.html

Y hablando de panes y fogones, no quería dejar de hablar de cuando en casa vimos la serie Yakitate!! Japan. Es un anime que cuenta las aventuras de un niño japonés empeñado en lograr hacer el pan japonés definitivo. En Japón el consumo de pan es bajo, y la serie es bastante didáctica respecto a la fabricación de pan. Como resultado, nos entró el gusanillo de hacer pan en casa, con buenos resultados. No hemos sido los únicos; otras personas que han visto la serie han acabado así. Estarán contentos los de la serie...

Actualización
Hace poco estuve en un pueblo de Segovia, y pude comer un pan muy parecido al pan de kilo. La miga era más compacta de lo que recordaba, pero estaba igual de bueno. La prueba:


Enlaces a esta entrada

Mi Propio Pastito Interior